Lun, 24 junio
21.9 C
Puerto del Rosario

La Billarda y la Pina, juegos traídos con la conquista castellana

Vínculos tangibles con el pasado que ponen a prueba la precisión, estrategia y destreza de los jugadores

En el corazón de las Islas Canarias, dos juegos mantienen viva una rica herencia cultural: la billarda y el juego de la pina. Estas prácticas, que combinan precisión, estrategia y destreza, no son un mero entretenimiento; son testimonios vivos de la historia y tradición del Archipiélago.

La Billarda: Un Juego de Precisión

La billarda, también conocida como verdalla, birdalla, bellarda, gordalla, palitoque, y cachimbumba en distintas regiones, es un juego de lanzamientos de precisión que se juega con un pequeño palito o taco (la billarda) y un palo o paleta. Llegado al archipiélago con los colonizadores europeos, principalmente de la Península Ibérica, este juego ha evolucionado en múltiples variantes a lo largo de las islas.

En Fuerteventura y el norte de Tenerife, los jugadores se colocan en un círculo amplio en un terreno despejado. Cada jugador defiende una parcela circular de unos 35 cm de diámetro con un palo de unos 80 cm, generalmente un pírgano de palmera. El objetivo del «billardero» es introducir la billarda en las parcelas de los contrarios. Si lo consigue, el defensor de la parcela afectada toma el rol de billardero.

En el sureste de Gran Canaria, en municipios como Telde, Valsequillo, Ingenio, Agüimes y Santa Lucía, la billarda se juega por parejas. Se necesitan dos palos largos de 70-80 cm y un palito pequeño o taco de unos 15 cm. El terreno de juego tiene dos hoyos separados por 8-12 metros. La pareja con la billarda intenta introducirla en los hoyos defendidos por la otra pareja. Los roles cambian si la billarda entra en el hoyo o si se acumulan ciertas condiciones de juego.

El Juego de la Pina: Estrategia y Cooperación

El juego de la pina, con sus múltiples variantes, también tiene raíces en la llegada de los colonizadores europeos. Este juego de lanzamiento de precisión involucra dos equipos que usan palos similares a bastones invertidos para golpear una bola de madera, la pina, con el objetivo de sobrepasar la línea del equipo contrario.

En Canarias se han identificado al menos ocho variantes del juego de la pina. Algunas variantes buscan enviar la pina lo más lejos posible, mientras que otras tienen como objetivo derribar palos desde una zona determinada o introducir la pina en un hoyo. Sin importar la variante, el juego siempre combina elementos de cooperación y oposición.

El juego comienza en el centro del campo, llamado aturridero en El Paso (La Palma), donde dos jugadores compiten por la posesión de la pina. El juego continúa con conducciones, pases e intercepciones hasta que la pina supera la línea del equipo contrario. El equipo defensor entonces reinicia el juego desde el centro.

Un Vínculo con el Pasado

Ambos juegos, la billarda y la pina, reflejan una profunda conexión con la historia y la cultura de las Islas Canarias. Las referencias escritas desde finales del siglo XIX documentan la práctica de estos juegos en la región. Citas de textos históricos describen las vivencias de la época, donde niños y adultos participaban en estos juegos durante las festividades locales.

La preservación y práctica de la billarda y el juego de la pina en Canarias no solo mantienen vivas las tradiciones, sino que también promueven valores de cooperación, estrategia y habilidad. Estos juegos ancestrales continúan siendo una parte esencial del patrimonio cultural de las islas, conectan a las nuevas generaciones con sus raíces y brindan un vínculo tangible con su pasado histórico.

 

Redacción Radio Insular
Redacción Radio Insularhttps://radioinsular.es
Somos el equipo de redacción de Radio Insular Fuerteventura. Nuestro objetivo es ofrecer noticias precisas y oportunas sobre la isla y más allá, con un enfoque en la calidad y la objetividad. Contamos con periodistas apasionados dedicados a mantener a nuestra comunidad informada.

Te puede interesar

Otras Noticias

Últimas Noticias