Lun, 27 mayo
19.9 C
Puerto del Rosario

Escultura a pie de calle en la Villa Histórica de Betancuria

Artistas de tres países y dos continentes participan en el II Simposio Internacional de Escultura del municipio

La Villa Histórica de Betancuria es estos días escenario idílico del II Simposio Internacional de Escultura del municipio. Durante dos semanas tres artistas echan mano de sus herramientas y hacen lo que mejor se les da: crear. Cara al público, a pie de calle, desde el 21 de abril trabajan en sus obras, que pronto se integrarán en distintos pueblos.

A pocos días de finalizar el evento, que quedará clausurado el próximo domingo 5 de mayo, y con las piezas ya bastante avanzadas, charlamos con los protagonistas de esta edición: Juan Miguel Cubas, natural de Pájara, Óscar Aguirre, de Cuba y Olena Dodatko, procedente de Ucrania. Tres países y dos continentes.

Las tres esculturas están elaboradas a partir de bloques de gabro, “un material muy similar al granito extraído de una cantera de Betancuria”, cuenta Cubas, coordinador del simposio y participante activo del mismo. Piedra Kilómetro Cero en contraste con las bases sobre las que se alzarán las obras, elaboradas en acero cortén.

Además del material, las piezas, tan distintas en forma y estilo, comparten otro aspecto común: Betancuria como eje temático. “El primer simposio que hicimos aquí fue sobre la artesanía”, continúa el escultor majorero. “Yo, por ejemplo, hice la que se ubicó en el Valle de Santa Inés en homenaje al barro”. Este año, aunque la temática es más libre, todas las piezas vuelven a hacer referencia a algo relativo al municipio.

Un homenaje a la fe

Juan Miguel Cubas, que ya tiene –o quizá supera– unas 40 esculturas repartidas por su isla natal y otras tantas por el mundo, está a punto de dar por terminada su propuesta de este año para el Simposio de Betancuria: una señora mayor rezando el rosario. “Rosarito”, la llama entre risas el de Pájara.

Las sombras que proyecta el sol sobre la anciana enfatizan las arrugas de su rostro concentrado en la oración, en un claro homenaje a la fe que, “aunque ahora menos entre los jóvenes”, siempre ha caracterizado la vida en los pueblos majoreros. Además, este año su escultura quedará colocada en Vega de Río Palmas, donde precisamente se encuentra la patrona de la Isla, la Virgen de la Peña.

Una obra que pone de relieve, una vez más, la versatilidad del escultor majorero no sólo en el uso de distintos materiales (en Fuerteventura sigue y seguirá dejando evidencias de todo tipo) sino en el trabajo de la forma.

Evocar la Villa

Por su parte, Óscar Aguirre llega de Cuba para participar en su tercer simposio en la Isla, aunque el primero en Betancuria. Con las formas geométricas que lo caracterizan, su propuesta para esta edición se titula “Betancuria la Villa ideal” y será precisamente la única que se quede en la villa cuando acabe el certamen.

De las tres, además, la del escultor cubano es la única que combina materiales. Al gabro de Betancuria le suma pequeñas piezas en mármol, generando contrastes no sólo en color sino también en textura. Además, esa línea geométrica y pulida de las piezas que representan las edificaciones contrasta también con los acabados en bruto de la propia piedra. “El bloque a veces llega con una cara rústica de la cantera, o con las marcas del corte y todo eso me gusta dejarlo”.

Y de esa combinación, de ese juego, surge la obra, que no pretende reproducir la villa en sí, sino recrearla de forma simbólica. “Es la conversación permanente del artista con el espectador: le das algo a la otra parte para que lo procese y lo haga suyo”, afirma Aguirre.

Una oda a la agricultura

Olena Dodatko es otra que ya se puede considerar veterana en lo que a simposios majoreros se refiere. “Me encanta venir a Fuerteventura, ¿cómo no me va a gustar?”, pregunta señalando a su alrededor. La artista ucraniana está a punto de terminar la que es su quinta obra en la Isla: un grano de trigo en la tierra a punto de germinar.

Dodatko participó también en el primer simposio de Betancuria que, como contaba Cubas, puso el foco en la artesanía. Y si su obra del año pasado representa la cestería, la de esta edición es una evidente oda a la agricultura que tanta importancia ha tenido en la economía del municipio. Será el Valle de Santa Inés la localidad que la custodie cuando esté terminada.

“El granito majorero es muy diferente del que suelo trabajar en Ucrania, lo que ha supuesto un reto a nivel técnico”, comenta, a lo que suma el hecho de que ha optado por la figuración, evidente ya en esa semilla, cuando admite que ella donde más cómoda se siente es en la abstracción.

Cubas, Aguirre y Dodatko continúan echando mano de las radiales y apurando los últimos detalles de las tres piezas que pronto pasarán a ser parte del entramado cultural de Betancuria. “El ayuntamiento está apostando por meter obra, meter escultura que represente lo que hay en el municipio, las tradiciones y costumbres, como una forma no sólo de homenajear lo nuestro sino de seguir embelleciendo y enriqueciendo la cultura del lugar”, afirma Cubas.

En pocos días este segundo simposio quedará clausurado. Un formato de escultura a pie de calle con un largo recorrido en la Isla, en el que residentes y visitantes tienen la posibilidad de disfrutar del proceso de creación de cada pieza y no únicamente del acabado.

A través de este tipo de certámenes, los artistas van dejando su rastro por el mundo con miguitas de pan en forma de obras artísticas. Cada uno con su sello personal deja una trayectoria palpable allí por donde pasa y Fuerteventura cada vez se llena más de estas huellas que enriquecen su oferta cultural.

Marta Patallo
Marta Patallohttps://radioinsular.es
Marta Patallo, periodista y presentadora de "El Palique" en Radio Insular, fusiona su pasión por el periodismo con su habilidad para conectar con la audiencia. Con su carisma y profesionalismo, Marta brinda una mirada fresca a las noticias locales, mientras lidera conversaciones significativas en su programa.

Te puede interesar

Otras Noticias

Últimas Noticias